viernes, 22 de abril de 2022

☪️ CUENTOS DE LA ALHAMBRA ☪️


¡Hola, lazarillos y lazarillas! En fin de año fui de vacaciones a la preciosísima Granada, la cual ya había tenido el gusto de visitar hace unos años, al igual que su joya de la corona: la Alhambra. Una vez más, quedé fascinada tras la visita a la fortaleza roja, por lo que me decidí a comenzar una lectura que tenía pendiente desde hace mucho tiempo: Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving.

En Cuentos de la Alhambra, Washington Irving da rienda suelta a su fogoso temperamento romántico mediante una honda y emotiva impresión directa de su estancia en la Alhambra allá por 1829 y sus vivencias en el palacio nazarí que cautivó su espíritu.

SOBRE LA OBRA

El libro es fruto de una miscelánea de sus recuerdos durante la estancia en la Alhambra, que evocan una España decimonónica, y una serie de relatos, la mayoría de ellos fabulosos, sobre la contienda entre musulmanes y cristianos en la época de las cruzadas, leyendas de apariciones de espectros árabes en tiempos de dominación cristiana, viajes en el tiempo desde la España del XIX al al-Ándalus bajo el yugo musulmán, encantadas doncellas encerradas en misteriosas torres de la Alhambra, tesoros escondidos por los musulmanes

SOBRE WASHINGTON IRVING


Estatua de Washington Irving, "Hijo de la Alhambra". Subida principal a la Alhambra. 

Washington Irving, un viajero y escritor norteamericano, llegó a Granada en 1829 y vivió por algún tiempo en la misma Alhambra, entonces habitada por gente modesta y por algunos militares.

En el siglo XIX, la Alhambra era un sitio real abandonado, un reducto del pasado repleto de melancolía transmitida a través de sus ruinas muy bien conservadas. De las ruinas de la Alhambra emana un poético Ubi sunt? ('¿Dónde están?') que invita al lector a preguntarse, en forma de interrogaciones retóricas, acerca del destino de esas antiguas hazañas entre musulmanes y cristianos y sobre el paradero de esos personajes del pasado que han muerto, así como a reflexionar sobre la fugacidad y banalidad de los bienes terrenales y las glorias mundanas. La Alhambra, para el alma romántica, es un lugar que invita a soñar a través de sus ruinosas torres y paredes cubiertas de grietas, polvo y telarañas tras el imparable fluir del tiempo.

FUENTES DE INSPIRACIÓN

Irving sentía profunda admiración y simpatía por los árabes, según él dueños legítimos de este paraíso terrenal que es la Alhambra. Confiesa en su libro que se ha documentado en las viejas crónicas de los historiadores musulmanes, fuente para él veraz y rigurosa. Muchas de las anécdotas y acontecimientos aparentemente históricos que Irving refiere en su obra están tomados de la obra de José Antonio Conde (1820-21) Historia de la dominación de los árabes en España

Las leyendas que nos narra Irving han sido recogidas de boca de los vecinos de la Alhambra, reflejo del fervor del romántico por el folclore. Sus historias tienen por base no los libros, sino más bien las personas. Las leyendas tienen un fondo histórico, pero no dejan de ser leyendas fantásticas en su mayoría. Irving excusa la inverosimilitud de sus relatos alegando que la Alhambra es en sí un palacio encantado y encantador, poetizador al mismo tiempo.

RELACIÓN DE LA OBRA CON EL ROMANTICISMO

Una de las características del Romanticismo era la apasionada predilección por el orientalismo y el exotismo, reflejados en la obra de Washington Irving a través de una sincera y expresiva representación literaria y una bella descripción de una melancólica y ruinosa Alhambra, así como de un Granada romántico antaño bajo el dominio musulmán.

Así pues, la obra de Irving, más que ser un fiel retrato de la historia de al-Ándalus, es un libro basado en sus vivencias y en su imaginación romántica que enlaza con la cuentística tradicional de raigambre orientalista. Irving es el prototipo de historiador romántico, alejado de la seriedad investigadora de los rigurosos historiadores del siglo XIX. Admirador de Walter Scott, cosmopolita, viajero infatigable, confunde la historia con leyenda.

En Cuentos de la Alhambra encontramos cuentos y leyendas de musulmanes y cristianos viejos relacionados con la fortaleza roja, Granada y al-Ándalus, así como de españoles del s. XIX. Irving reflexiona filosóficamente sobre le pueblo árabe y sobre la Alhambra como reducto oriental entre edificios góticos, contraste este entre la arquitectura musulmana y cristiana en una misma ciudad que provoca un escenario puramente romántico. 

DATOS CURIOSOS

1. La Alhambra oculta: las habitaciones de Washington Irving


Aunque estas habitaciones son el resultado de la adaptación de los palacios nazaríes por el emperador Carlos V para su propia residencia, en la actualidad responden al nombre de Washington Irving por haberse hospedado en ellas este escritor neoyorquino en 1829.

2. Historia detrás de la inscripción nazarí repetida en las paredes de la Alhambra

Muhammad I, Ibn al-Ahmar, el fundador de la Alhambra, ayudó al rey cristiano Fernando el Santo en su famoso sitio a Sevilla tras perder dominios ante el avance cristiano. Tras la conquista de Sevilla por parte de los cristianos, el melancólico monarca se aproximaba a Granda y su pueblo lo recibió llamándolo El Ghalib ('el conquistador'), ante lo cual Muhammad exclamó: Wa le galib ilé Alá! ('Solo Dios es vencedor'). Desde entonces adoptó esta exclamación como un lema, la inscribió en una banda transversal de su escudo de armas y continuó siendo la divisa de sus descendientes. 

3. El destierro de Boabdil


El suspiro del moro (1879-1892), pintura de Francisco Pradilla

El "último suspiro del moro" es una leyenda famosa entre los granadinos según la cual Boabdil, el último sultán de la Alhambra, entregó Granada a los Reyes Católicos entre suspiros. En la Cuesta de las Lágrimas daría su adiós al paraíso que dejaba tras él y contemplaría el camino al destierro. 

Según contó el obispo Guevara, en ese momento de amarga despedida su madre Aixa le dijo: "Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre". De ser cierto, me parece una expresión harto injusta. Comulgo con las palabras de Irving:

💬¡Qué fácil se hace para los que son dueños del poder y la prosperidad predicar heroísmos al vencido", y ¡qué difícil les resulta comprender que la misma vida tiene más valor para el infortunado, cuando nada le queda sino ella! 💬

LEYENDAS DE LA ALHAMBRA E IDEAS PARA APLICARLAS AL AULA

  • Leyenda del astrólogo árabe.
  • Leyenda del príncipe Ahmed al Kamel o El peregrino de amor.
  • Leyenda del legado del moro.
  • Leyenda de las tres hermosas princesas.
  • Leyenda de la Rosa de la Alhambra.
  • Leyenda de las dos discretas estatuas.
  • Leyenda del soldado encantado.
Aplicaciones didácticas de las leyendas de Irving:

  1. Ilustración de una leyenda o cuento: trasladar el texto a imágenes es una forma de trabajar el contenido del texto narrativo.
  2. Conversión de una leyenda o cuento al género teatral y posterior representación dramática.
  3. Creación de un cuento ambientado en la Granada nazarí: es una buena idea para crear un texto narrativo y, a  su vez, trabajar las características fundamentales del Romanticismo (el subjetivismo, el paisaje como proyección del estado anímico del yo, la melancolía a través de las ruinas del pasado, el orientalismo, el exotismo y el medievo). 
Referencia bibliográfica: Washington Irving, Cuentos de la Alhambra. Ed. Miguel Sánchez, 1991.

DESCARGAR PRESENTACIÓNenlace de descarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente

💊💔 "REMEDIA AMORIS" PARA EL MAL DE AMORES 💊💔

  ¡Hola, lazarillos y lazarillas! Os presento una de las formas en que hemos trabajado La Celestina en 1.º de Bachillerato: Remedia amoris ...

Entradas populares